Sitio Web Dedicado al Aceite de Coco, sus Propiedades, Usos, Tipos y Donde Comprar las Mejores Ofertas

Aceite de Coco contra Enfermedades

★★★★☆
Aceite de Coco contra Enfermedades

Del aceite de coco son bien conocidos sus usos cosméticos pero no existe un gran público que conozca los efectos del aceite de coco contra las enfermedades. Más allá de presentar utilidad como producto de uso tópico contra infecciones en la piel, el aceite de coco puede colaborar en la prevención de algunas enfermedades verdaderamente graves. A continuación se listan algunas de ellas.

Aceite de Coco Alzheimer

El Alzheimer es una enfermedad que se produce cuando las células del cerebro dejan de ser capaces de utilizar de forma eficiente la glucosa para conseguir la energía que necesitan. En consecuencia, empiezan a funcionar mal y producen todos los efectos que son conocidos del Alzheimer. El aceite de coco puede ayudar a combatir los síntomas de esta enfermedad gracias a que los ácidos grasos que posee son convertidos por el organismo en cuerpos cetónicos que funcionan como una fuente de energía alternativa para el cerebro. De este modo, las células nerviosas de este órgano pueden obtener energía, disminuyendo así los síntomas de esta terrible enfermedad. Además, parece observarse que el aporte de distintas fuentes de energía al cerebro disminuye la posibilidad de que éste se atrofie. Así, si bien el aceite de coco no cura el Alzheimer, los estudios parecen indicar que podría ser beneficioso para aquellas personas que padecen la enfermedad.

Aceite de Coco para las Estrías

Aceite de Coco para las Estrías

Las estrías son unas líneas antiestéticas que aparecen en la piel a consecuencia de la rotura de fibras de elastina y colágeno. Las estrías van asociadas a cambios de peso brusco, si bien pueden producirse en ausencia de éstos, especialmente en las mujeres, cuando se acumula grasa en caderas, glúteos y piernas en la pubertad, así como también en casos de rápido crecimiento o rápida ganancia de musculatura. A pesar de la publicidad que llevan a cabo muchos fabricantes de cremas y productos cosméticos, es imposible eliminar las estrías por medio de técnicas naturales o aplicación de cremas. Es necesario realizar cirugías, láser u otros tratamientos más sofisticados.

No obstante, en el ámbito de la prevención de las estrías, sí que los productos naturales pueden jugar un papel importante y, en especial, el aceite de coco. El aceite de coco hidrata la piel como pocos productos, a la vez que protege las fibras de colágeno de la rotura y el deterioro. Así, aplicando con frecuencia aceite de coco sobre la piel, ésta será más elástica haciendo que las estrías no aparezcan. Esta labor de prevención puede ser especialmente útil durante el embarazo.

Aceite de Coco para las Manchas

Al igual que sucede con las estrías, la mayor parte de las manchas que pueden aparecer en el rostro no se pueden eliminar con la aplicación de cremas y productos naturales. No obstante, del mismo modo que con las estrías, la labor de prevención sí que ofrece un espacio importante a productos naturales como el aceite de coco. Este aceite protege de los rayos solares, una de las principales causas de manchas en la piel; la acción combinada de protector solar y de aceite de coco reducirá el riesgo de que aparezcan manchas en la piel.

Otro de los factores principales de la aparición de manchas en la cara es el envejecimiento. Mantener una piel elástica y sana, estados que se ven favorecidos por la aplicación del aceite de coco, harán que las manchas de la edad sean menos frecuente.

Por último, las manchas en el rostro también pueden ser consecuencia del acné. Como se puede ver en el apartado de esta web dedicado a esta afección cutánea, el aceite de coco es muy útil para combatir las infecciones que provocan la aparición de granos.

Así, se puede ver como el uso del aceite de coco para las manchas de la cara es una opción muy interesante.

Aceite de Coco Tiroides

Aceite de Coco Tiroides

El tiroides o glándula tiroidea es uno de los órganos que componen el sistema endocrino y se encuentra situado en el cuello. Entre las funciones de esta glándula se encuentra la regulación del consumo de energía. Así, cuando esta glándula no funciona correctamente y produce menos hormonas tiroideas de lo que debería (hipotiroidismo), la capacidad de aprovechamiento de la energía del cuerpo es menor, es más difícil perder peso (tiende a ganarse) y el metabolismo decrece. Como se ha expuesto en otros apartados de esta web, el aceite de coco puede acelerar el metabolismo, favorecer la pérdida de peso y proporcionar energía rápida. Así, aunque este aceite no puede curar el hipotiroidismo ni reparar ninguna dolencia en el tiroides, sí que puede paliar en cierto grado los efectos de esta enfermedad.

Por tanto, el aceite de coco para el tiroides puede ser un aliado, pero nunca una cura.

Aceite de Coco y Diabetes

A pesar de que el aceite de coco no cura la diabetes, tal y como afirman algunas webs con pocos escrúpulos, sí que es cierto que puede ayudar a sobrellevar algunos de sus síntomas. El aceite de coco ayuda a regular el nivel de azúcar en sangre, lo cual evita uno de los efectos negativos de la diabetes. Además, aporta una gran cantidad de energía rápida al organismo sin aporte de azúcar, con lo que colabora en contrarrestar la resistencia a la insulina.

Algunos estudios han observado una mejora en la función cerebral de pacientes con diabetes de tipo 1 que consumían ácidos grasos de cadena media como los presentes en el aceite de coco.

Estos factores hacen pensar que el aceite de coco puede ser un aliado para aquellas personas que sufren diabetes, sin que esto los exima del tratamiento que su médico les haya prescrito para esta enfermedad.

Aceite de Coco para Infecciones Vaginales

El uso del aceite de coco para infecciones vaginales es ampliamente conocido entre los amantes de los remedios naturales. Las propiedades antifúngicas de este aceite lo convierten en una buena herramienta para combatir las infecciones por hongos como la Candida (responsable de la candidiasis). Desde los antibióticos a las pastillas anticonceptivas, pasando por algo tan simple como tener sobrepeso o llevar ropa interior de materiales no adecuados pueden dar lugar a este tipo de infección. La forma de aplicar el aceite de coco para las infecciones vaginales es sencilla y a continuación se recogen tres vías:

  • Uso tópico. Se puede aplicar como si de una crema se tratara sobre la vulva, consiguiendo aliviar el picor y la sensación de ardor producida por el hongo.
  • Uso interno: oral. Se puede incluir en las comidas, ya sea cocinado o crudo.
  • Uso interno: vaginal. Se puede empapar un tampón en aceite de coco e introducirlo en la vagina y mantenerlo ahí durante toda la noche. Se puede repetir este proceso durante 3 o 4 noche a la espera de resultados positivos.

Conclusión

Como se ve, el aceite de coco es un buen aliado en la lucha contra algunas enfermedades serias y otros problemas estéticos no tan serios. Esto no debe llevar a la conclusión de que el aceite de coco, por sí solo, curará ninguna enfermedad. No. El aceite de coco puede ser una ayuda pero nunca debe sustituir los tratamientos médicos y las instrucciones de los especialistas.

Otros Artículos

¿Aceptas Cookies? Leer más